The Outer Spaces

17 de julio de 2010

House of Cards (Economics)

---
--
Continuando con algunos temas censurados, haremos aquí cierta resolución de algunos temas anteriormente esbozados en Chespiritu, para tratar de esclarecer algo de los mismos.
-
Uniendo algunos conceptos anteriores, así puede llegar a graduarse o calificarse el concepto (monetarista/estático y, obviamente, teórico) acerca del rol del superávit fiscal como complemento (y ancla nominal) de la política de un BCRA que, atando el peso a un Dólar en devaluación continua (contra una canasta de monedas, muchas de ellas de reserva) impulsaba un crecimiento de la economía con cambio en su composición (protector de ciertas actividades) y necesariamente, un alza correlacionada en los precios (i. e: inflación por la devaluación del Dólar, es decir, cambiaria).
-
Observando la sencilla relación de dos partes de la política fiscal (impuestos y egresos), tal concepto puede expresarse de la siguiente manera: el superávit fiscal podría haber sido ancla nominal para dicha política del BCRA, siempre y cuando hubiera descentralizado (a nivel federal) los impuestos.
-
Por ejemplo, un grado cualquiera de anclaje nominal pudo haberse logrado mediante la formación de un mismo grado de fondo fiscal anticíclico, siempre que la tributación a nivel federal se hubiera descentralizado en, aproximadamente, un mismo grado a su vez*.
-
Es decir, una política fiscal necesariamente bidimensional (como lo es), para una política dada del BCRA.
-
La versión estática de la misma idea, la de que un fondo anticíclico hubiera anclado nominalmente la economía (i.e. algo observable en sus precios y no en las cantidades-de empleo, stocks, capital, etc.), presume que un tal fondo puede ser efectivamente un ancla (puramente) nominal, tanto si la tributación se centraliza en un solo punto, como si se distribuye** del modo mejor ponderado posible a través del conjunto de los destinos posibles de dicha liquidez.
-
Pero cuando se pasa de la estática al ámbito de las cuestiones sistémicas e interdependientes (la macroeconomía), se comprende que un tal ancla (puramente) nominal sólo era posible bajo un grado simultáneo de descentralización tributaria (liquidez).
-
Cualquier otra solución, implicaba (e implica) forzar la economía fuera del pleno empleo (nivel normal de riesgo agregado), con consecuencias nominales y reales, casi nunca contempladas.
-
Si el sistema económico tiene memoria de corto plazo, para el shock inicial de pérdida de liquidez federal en términos del Dólar en primer lugar, más aquella en términos de las monedas contra las que el Dólar se devalúa en segundo lugar (y por años), más la pérdida endógena subsiguiente derivada de un mercado financiero que se aleja gradual e irreversiblemente de dichas colocaciones (federales-provinciales), el hecho de centralizar la liquidez fuera de las provincias e invertir el dinero producido, en otras monedas- que es el significado de fondo anticíclico (en su versión estático-monetarista: para una política tributaria o de distribución de la liquidez primaria, indeterminada-inespecificada), es fácilmente una solución parcial a un problema que no lo es (la inflación cambiaria; más la inflación derivada de la centralización tributaria, por operar en los hechos como un impuesto a la inversión y una bonificación del consumo, desde el inicio y en adelante, irreversiblemente; sin contar la inestabilidad inherente a tal conjugación de regimen y outputs del mismo, ni la tendencia endógena al desequilibrio fiscal).
-
El shock inicial (y luego, el acumulado) antedicho no es un shock al desempeño del pbi, sino un shock inicial a la solvencia intertemporal de tal desempeño del pbi (que luego recibe el shock acumulado, por el flujo sobreviniente).
-
La descentralización tributaria, e incluso, la descentralización ponderada ó aún, continuamente ponderada, que es inimaginable para el sistema político-económico actual, no hace inimaginable el desequilibrio intertemporal endógeno (i.e. ciclo crediticio), ni su propia macroeconomía (inestable y por definición, altamente costosa).
-
Mientras la centralización tributaria siga absorbiendo recursos (lo que queda planteado en una disyuntiva a ocurrir por medio de mayores requerimientos para los egresos fiscales, ó por medio de un aumento en el sub-empleo) de modo endógeno simultáneo al evidente recurso exógeno, además, la tendencia endógena hacia el desequilibrio fiscal consecuente (se resuelva imperceptiblemente o no tanto, según varios factores), obstaculizará la llegada de cierta porción de los mismos a ciertas partes del colectivo social (ej. la vejez), además de al stock de capital-financiero y físico del sistema.
--
--
* Ver último párrafo de -Apunte sobre Inflación.
-
** Conviene observar que la tributación es análoga a una variable aleatoria T, el sesgo de cuya distribución puede determinar nada menos que la insolvencia intertemporal de un desempeño económico cualquiera.-Si la variable T no es otra cosa que un proceso aleatorio, y toma diversas configuraciones aleatorias en un lustro, se comprende con relativa facilidad que en cualquier sistema y proceso económico con memoria de corto plazo tendrá enormes consecuencias (salvo que se adoptaran profundas medidas para conformar un sub-regimen de neutralización).
----
-
-
-

Textos Chespíritu