The Outer Spaces

20 de septiembre de 2007

Política Monetaria como Seguro Financiero: BCRA

.
La Política Monetaria en la Argentina más o menos reciente y actual, podría haber entrado en la siguiente circunstancia: la eventual Expansividad en la política monetaria podría ser correlacionada con la tendencia al alza de las tasas de interés en Dólares, e inclusive el nivel del Riesgo País.

Al contrario de la tradición bancaria clásica. Cada plus de expansión monetaria realizada, podría quedar ligada a la erosión financiera voluntaria de porciones del mercado de capitales de madurez no inmediata.

En este caso, la política fiscal-gasto público, podría haber contribuido a la crecida de liquidez en los mercados de dinero; y tal vez acompañado a las causas financieras de la erosión del mercado de capitales en Dólares.

La eventual Expansividad de la moneda fiduciaria local, en medio de la incertidumbre sobre el momento del ciclo internacional de precios relativos, y el Boom que, sin embargo, ha tenido y tiene el ciclo internacional, podría haberse correlacionado con la erosión financiera voluntaria del mercado de capitales argentino (en sentido amplio). Es decir, con tasas al alza antes que a la baja. En el siguiente sentido: un plus de moneda podría haber estado aportando un plus de reducción de riesgo financiero en una porción factible de los mercados, razón por la cual habría sido disparadora de "vuelo(s) hacia la calidad" en la plaza-banca local; con lo que, en la medida de las posibilidades existentes, se habría debilitado el flujo de negocio financiero en los mercados de capital de madurez no inmediata.

En este caso, Argentina no habría operado en una circunstancia muy diferente a la actual que le toca a la Fed. O sea, una banca central y banca privada en medio de corrientes de Riesgo bastante volátiles.

Expansión Monetaria del BCRA que aliviana el Riesgo financiero aquí, desata el cierre de posiciones antes abiertas en las carteras de larga madurez allí.

Por tal motivo, el perfil Consumo del crecimiento hace de seguro contra el Riesgo financiero.
Y a la vez que debilita el mercado de capitales a largo plazo y acentúa la percepción sobre el Riesgo País, terminaría inclusive debilitando el perfil de los rendimientos de inversión real. Luego, continuaría alterando los niveles de precios relativos internos, en contra de la Inversión y a favor del Consumo. Continuamente encareciendo relativamente los servicios de los bienes de capital de cualquier clase y abaratando el Consumo, en medio de la Inflación del nivel absoluto de precios, que sería entonces sólo parcialmente inercial.

La expansividad del BCRA no aumenta la demanda. Lo que genera es que la demanda se vuelque al Consumo y salga de la Inversión, mientras que la Oferta se vuelca de oferta de bienes de capital de cualquier clase y servicios de capital, hacia una Oferta de bienes de Consumo de todas clases; cuando en el fundamento de la Oferta de Bienes, esto es, en la Oferta de Factores, la Oferta de Capital es declinada, que es en lo que consiste la erosión del mercado de capital argentino, por las razones de Riesgo anteriores (y que no excluye la participación del capital exterior, por supuesto).
.
Tal expansividad eventual, seria inflacionaria no por aumentar la demanda, sino porque coloca la actividad económica en un equilibrio interno que se aleja o difiere de la percepción acerca del equilibrio sin Riesgo de largo plazo de todos los precios relativos internos, respecto de los exteriores. Es decir, porque altera simultáneamente la estructura de la demanda y la de la oferta de capital (factores), en un mismo sentido pero que no es en absoluto neutral en tanto que difiere de la preexistente.
.
.
Muy sintéticamente: la expansión monetaria en la Argentina reciente habría desempeñado el mismo tipo de cambio de precios relativos que prevé la tradición bancaria clásica, como alteración de los niveles de tasas de interés relativas, en una dirección dada. Pero habría sido precisamente en el sentido contrario al de la tradición clásica, erosionando relativamente el mercado de capitales en vez de fortaleciéndolo relativamente. Justo en analogía con el fenómeno de una trampa de liquidez. Esto se debe a la estructura del Riesgo financiero existente.
.
La política monetaria alteraría los precios relativos argentinos en una dirección contraria a la dirección promedio del movimiento de los precios relativos exteriores, que no estarían yendo en contra de los mercados de capitales (exteriores) a favor del Consumo, sino que estarían sosteniéndose en una relación relativa constante o en muchos casos inversa (el Consumo estabilizado en términos relativos; o decreciendo en términos relativos, con un Ahorro-Capital que se expande en términos relativos, liderando una diferenciación del crecimiento, que se hace más por Inversión-capitalización que antes)

Mucho más allá y entonces, la opción a por el Crawling Peg parecería bien compatible con el diseño integral reciente y actual de la política económica.
.
Antes de que la economía crezca, la banca post-cesación de pagos y reestructuración de deudas debe asegurarse el perfil de amortización de sus obligaciones de principal e intereses post canje. Luego, el perfil Consumo del crecimiento es guiado por tal amortización.

.


Textos Chespíritu