The Outer Spaces

2 de abril de 2008

Supply side

.
.

El Justicialismo, se ha caracterizado por su férrea adhesión a la política económica del lado de la oferta.
En los casi 30 años de Justicialismo gobernante en los 63 años transcurridos desde su emergencia, mas de la mitad fueron dominados por activas políticas del lado de la oferta de signo negativo.
.
Tanto el primer Justicialismo como el Justicialismo transversal, se caracterizan por haber realizado shocks negativos de oferta, mientras que el del régimen de convertibilidad podría caracterizarse como un shock positivo de oferta.
.
Mas adelante tal vez se observe que la debilidad de una oposición al Justicialismo depende enormemente de aquella adhesión de este a la política económica del lado de la oferta, que sera, en su principal rasgo, coyuntural.
.
También se observe, tal vez, que el crecimiento de la economía Argentina ha estado dominado por shocks de oferta, muy vinculados a cambios en la unidad de cuenta, con lo que lógicamente el mercado de capital no pudo mas que debilitarse progresivamente. Un mercado de capital es en general shockeado por cualquier clase de shock de oferta.
.
La política del lado de la oferta del Justicialismo esta muy emparentada con el concepto de desempleo voluntario. Se ubica en las antípodas del desempleo involuntario de Keynes, y por definición, de las cuestiones de la demanda. Sin embargo, aun estando en las antípodas de las cuestiones de la demanda, y en cierto sentido por ello mismo, logra una naturaleza política tal que explica en buena parte la debilidad de una oposición.
.
Recordando que Keynes escribió que en una economía capitalista los trabajadores no disponen de los medios necesarios para aumentar el salario real y que estos emergen a partir del estado de la demanda, la política del lado de la oferta en cuestión puede caracterizarse como una manera de lograr dicha circunstancia, mediante intervención estatal. Cabe recordar también que la teoría de Keynes de administración estatal de la economía apunto casi siempre hacia la intervención en el lado de la demanda (cuya coordinación se realiza corrientemente en los mercados de capitales y la banca, para una oferta predeterminada).
.
Para ejemplificar, puede utilizarse la observacion de la causa de la inflación en la Argentina del Justicialismo transversal vigente.
.
En relación a la política del vigente Justicialismo, cabe decir que no se trata en general de un fenómeno de salida de una situación de desempleo involuntario hacia el pleno empleo, sino que se trataría de un shock de oferta negativo durante una coyuntura de aumento de la demanda exterior, tal vez muy similar al del primer Justicialismo histórico.
.
Ante la coyuntura exterior, el Justicialismo prepara la política del lado de la oferta y simultaneamente, se prepara para administrar la demanda durante el periodo de desplazamiento de la oferta para lograr un nivel razonablemente constante en la demanda dinámica, es decir, administrara la constancia de la demanda y no un aumento (el aumento de la demanda se vincula a la demanda exterior y por ello, es exogeno o independiente; la administración estatal de la demanda sera la administración de la constancia del nivel aumentado por obra de la demanda exterior).
.
En ese contexto, surge la dinamica actual de la inflacion. Un aumento en la demanda exterior, simultaneo a un aumento en el nivel de empleo pero a tasas crecientes de valuacion de la oferta (de los factores, consolidados). Es decir, un aumento en el nivel de empleo simultaneo a un aumento en el precio (costo) relativo real de la oferta de uno de los factores (paralelo a la redistribucion estatal del ingreso real).
.
Desde un desempleo inicial, el aumento en la demanda es financiado mediante un shock negativo de la oferta. Una curva de oferta coyuntural que se vuelve vertical, desde una posicion horizontal, y tal que va acompañada por otra curva de oferta (del otro factor, desde el cual se realiza la transferencia de ingreso real) que tiende a hacerse horizontal.
.
El aumento en el nivel de empleo desde un desempleo inicial, y ante shock de oferta negativo, permite una restauración de la curva de rendimientos pero sin que se altere el extremo largo de la curva. De allí que las tasas largas no bajan (en la moneda inicial o unidad de cuenta inicial) y el aumento en la demanda y el empleo trae una dinámica de suba de precios. La salida del desempleo inicial trae una posibilidad de autofinanciacion (multiplicador financiero) mediante una expansión del ahorro endógeno, pero que, dado el shock de oferta negativo simultaneo, solo llega a una nueva curva de rendimientos consistente en una baja de tasas en la parte corta de la curva (dinero) y no llega al mercado de capital (pues por definición, hay implicado una retracción de la oferta de trabajo-a los valores iniciales o unidad inicial de valuación- que no puede materializarse a igual riesgo financiero, en una restauración de las tasas largas, compatibles con la recuperación del ahorro endógeno en todos los plazos).
.
Semejante despliegue, (siempre) a partir del aumento de la demanda foránea ante una política del lado de la oferta y que por definición, atentaría contra el desarrollo de los mercados de capitales en tanto altera la unidad de cuenta de la economía. Sin embargo, como se decia antes, algo similar habria implicado el regimen de convertibilidad, aunque en cierto sentido opuesto. Una alternativa al Justicialismo y su esclerosis del mercado de capital y financiacion de la vivienda deberia englobar estas cuestiones.
.
..

13 comentarios:

oti dijo...

Bolson, ¿qué es "shock de oferta negativo"?. Saludos.

Anónimo dijo...

Es, por ejemplo, lo que hace (o hizo) a veces, la OPEP.

Un dia, puesto que tiene el monopolio del hidrocarburo, dice: la oferta del hidrocarburo no va a ser 100, sino 80. Luego, el precio internacional vuela, y la OPEP gana mas dinero que incluso antes cuando vendia 100, ahora vendiendo 80.

Argentina tiene fertiles recursos naturales. Un dia aumenta la demanda internacional de los outputs de esos recursos. Y la politica dice: ahora que aumento la demanda internacional, bajo la oferta y asi gano mas plata que antes, vendiendo menos que antes.

En cierto sentido, es como una especie de economia "geopolitica".

Si Argentina estuviera en la OPEP, cuando aumentara la demanda internacional de petroleo y su precio, Argentina aumentaria el salario, que seria pagado desviando el aumento del ingreso del petroleo hacia el salario.

En vez de aumentar el salario mediante inversion de capital financiero (externo, digamos) y real, que al aumentar la productividad aumenta el salario, gradualmente, en una politica lenta pero sostenida, lo que hace es aumentar el salario inmediatamente cuando aumenta el precio de sus recursos naturales.

Obviamente que, si la demanda de sus productos cae internacionalmente, el shock de oferta no se puede sostener, y el salario vuelve a niveles previos, que es lo que pasa en esos paises.

Saludos.
Bolson.

oti dijo...

¿Querés decir que baja la oferta real en relación a la potencial?

Te referís, a la oferta al exterior, no?

La diferencia con la opep sería que no hay mayor contardicción entre exportar y el cons. interno en esos países.

En Argentina, si bien somos ricos en recursos naturales, hay tensiones y contradicciones entre las exportaciones y el mercado local. Exportar más suele significar consumir internamente menos y exportar menos consumir internamente más.

¿Cómo aplicarías tu conceptualización de shock negativo de oferta al proceso abierto con la devaluación desde 2002? ¿O solo es aplicable lo que decís a lo acontecido desde que se intensifican los controles y regulaciones del Estado en el comercio exterior (2005/6 en adelante)?

Anónimo dijo...

Aumenta el salario real, a partir de transferir la renta de los naturales hacia el salario.

El mercado laboral hace un shock de oferta "al" mercado de recursos naturales, por lo que el precio relativo del trabajo aumenta automaticamente y el de los recursos naturales, que habia aumentado exogenamente, queda congelada.

La mejora del tipo de cambio de los naturales se anula y baja el tipo de cambio del salario.

Se encarece (aprecia) coyunturalmente el salario, mediante una intervencion del gobierno. El monopolio del trabajo permite aumentar el salario y eso permite florecer una industria de mercado interno para proveer a la renta que obtiene el monopolio del trabajo.

Es un tema que hay que analizar. Si esto fuera correcto, entonces la llamada sustitucion de importaciones fue un shock de oferta.

Si quiere dejeme un mail, y cuando lo aclare un poco mas, le escribo.

El Hombre de la Bolsa.

oti dijo...

Al aumentar el salario e ingresos (en realidad es un cambio en la tendencia no del nivel de mediano plazo) empiezan las tensiones con la oferta al exterior, porque la capacidad de absorber localmente aumentó con el cambio de tendencia positiva de los ingresos.

Creo que la diferencia de lo que pasa ahora con el peronismo histórico (década ’40 y ’50) está en que éste último exprimió la mayor parte de la renta acumulada y proveniente del comercio exterior para aplicarla a un proceso de capitalización industrial e infraestructural significativo, lo que llevó a un agotamiento de esa renta, de los superávits comerciales y las reservas. Pero lo que se perdió por ahí se ganó con la capitalización hacia el mercado interno lograda. Capitalización que no hay que medir en U$S ni con los parámetros de la época de la renta exportadora, porque si se lo hace así se crearía una falsa imagen del desarrollo argentino. No olvidemos que en la segunda mitad del s. XX el país se convirtió en industrial. No hay homogeneidad con la primera mitad de ese siglo.

El “peronismo” de ahora se limita a administrar las tensiones que provoca la reproducción de la renta y el cambio de tendencia en los salarios, sin hacer capitalización alguna significativa de esa renta. La “reindustrialización” sustitutiva actual es más una reacción refleja contraria a la excesiva e innecesaria “desindustrialización” de los ’90 que un proceso de capitalización de la renta agropecuaria proveniente del comercio exterior.

Me parece que la reindustrialización de ahora no amplió la oferta respecto a la precrisis, solo sustituyó parte de la oferta proveniente de las importaciones, pero los compradores de esa oferta son más o menos los mismos que los de la precrisis. En este sentido, hay otra diferencia con el peronismo histórico.

En esencia, el peronismo histórico cambió papeles y oro por bienes físicos (industriales, infraestructurales), para aumentar la oferta interior en desmedro de la orientada al exterior. El “peronismo” de ahora administra las tensiones que ocasiona el relanzamiento de la oferta al exterior provocado por la dev. del ’02 mientras se invierte a signo positivo la tendencia de los salarios (siempre quedando en un nivel inferior o igual, a lo sumo, respecto a la situación precrisis del ‘01/’02).

Veo en el caso de la soja un continuo y sostenido incremento de la oferta al exterior que condiciona y acota indirectamente el aumento del nivel de bienes para el interior.

Por eso te preguntaba si te referías a una caída respecto a la oferta potencial, porque, quizá, sin intervenciones del Estado en el comercio exterior, la oferta al exterior sería bastante mayor. Pero veo por este lado una acotación muy grande del crec. del cons. interno.

No puedo ver indicios que digan que los excedentes obtenidos por el comercio exterior, librados del control del Estado, se inviertan en otra cosa distinta a lo que reproducen las actividades que permiten obtener ese excedente.

La consecuencia sería la disminución de la oferta proveniente de actividades locales y un aumento de la oferta proveniente del exterior, pero no significará una ampliación en los niveles de la oferta en el mediano plazo, sino la mera sustitución de una oferta por otra.

Anónimo dijo...

Oti, cuando yo hablo de oferta estoy hablando de oferta de factores.

Ud. dice que la reindustrializacion de ahora no llego a devolver los niveles de salario de la precrisis, o que a lo sumo los igualo.

Yo digo que los 90 fueron un shock de oferta positiva, en terminos de factores: un gran ingreso de capital exterior, que permitio niveles de salario mayores a los de ahora.

Asimismo, digo que, segun la hipotesis, el modelo actual (muy parecido al del primer peronismo en un sentido) seria uno que implica un shock de oferta negativo.

Se puede poner en los siguientes terminos: los 90=shock de oferta positivo en factor capital; los Post-90=shock de oferta negativo en factor trabajo.

Quizas se podria decir aun mas: que los Post-90 son un shock de oferta negativo en el factor trabajo, que se da sobre un stock sobrante de factor capital procedente de los 90.

Y ademas, traslada renta del factor natural.

Para definir el comportamiento de un factor y su oferta, digamos, hay que medirlo en alguna unidad (de cuenta) en un momento inicial de referencia y a partir de el en adelante.

Imaginese que el Banco Central baja el Dolar (roughly) y ello permite una entrada de capital externo=mayor oferta de capital externo. Y al mismo tiempo, baja la masa salarial nominal pero no la masa salarial real (o menos que esta). Segun mi hipotesis, si no me equivoco, la entrada de capital exterior (moderada, o grande) permite, en determinada unidad de medicion, hacer el equivalente a un aumento en la oferta del factor trabajo.

Y la salida de capital, lo inverso. Una baja en la oferta de trabajo.

De ser asi, se habria tenido: 90s=aumenta oferta de factor capital exterior + aumenta oferta de factor trabajo. Aumenta el desempleo (baja la masa salarial, quizas)y a la vez, aumenta el salario real.

Ahora=baja la oferta de factor capital + baja la oferta de factor trabajo. Aumenta el empleo (masa salarial), pero el salario real baja.

oti dijo...

Cuando diste el ej. de la oferta de hidrocarburos por parte de la opep y dijiste "no va a ser 100, sino 80", te referías a la oferta de qué factor y medida de qué manera?

oti dijo...

Cuándo decís "los Post-90=shock de oferta negativo en factor trabajo", en qué se mide?

Anónimo dijo...

Si un pais petrolero decide ofrecer menos petroleo al mundo, el factor cuya oferta declina es el factor "suelo", osea, recurso natural; uno de los tres factores "clasicos" de produccion.

En ese caso, es simple: se mide en los mismos Dolares previos a la decision monopolica.

Bolson.

Anónimo dijo...

Los post90, si no me equivoco, son un aumento en el precio relativo del trabajo, relativo al suelo y al capital.

Se protege a la reindustrializacion; aumenta el precio relativo del trabajo, relativo al suelo y al capital (osea, aumenta el salario relativamente a la renta del suelo).

Fijese que el boom externo a priori tiende a aumentar la renta del suelo argentino, relativamente al salario. Ahi hay 3 elementos: la renta del suelo en una moneda, el salario en la misma moneda y 3) la moneda misma.

Si el gobierno no interviene, el boom externo aumentaria la renta del suelo argentino en dolares, dejando en principio igual el salario tambien en dolares.

Pero el gobierno traslada. Luego, invierte la relacion, entonces la renta del suelo queda congelada y aumenta el salario en dolares (masa salarial), o sea aumenta el precio agregado del salario, lo que, en mi hipotesis, equivale a que la oferta baja y por ende, su precio aumenta.

El salario aumenta en dolares, entonces. Pero en Dolares nominales, pues en Dolares reales, no lo hace asi.

La oferta de trabajo se reduce en Dolares nominales, pero no en Dolares reales, podria decirse tal vez.

Los salarios en Dolares reales dependen de los precios en pesos. Como la baja inicial en la oferta de trabajo en Dolares nominales trae, en general, tasas de interes en aumento (a la larga, casi seguro), y las tasas de interes en aumento bajan la inversion y la productividad y aumentan los precios en pesos, el shock de oferta negativo termina trayendo mayores precios nominales (en pesos).

Fijese que si los salarios en Dolares nominales aumentan relativamente a la renta del suelo en Dolares nominales, y las tasas suben (renta del capital), los salarios en Dolares podrian aumentar en relacion a la renta del suelo pero seguirian en la misma relacion con el interes del capital, y esto se debe a que el capital es un factor "derivado" y en general, mantiene su precio relativo inalterado con el promedio de los precios de los otros 2 factores.

De todo esto, surge que el shock de oferta, al alterar el precio relativo de los factores no capital, mientras que el precio del capital aumenta (y esto es obvio si se piensa que el capital es "trabajo excedente"=ahorro, por ej.)para mantener invariable el promedio antedicho, entonces todo termina relacionandose con una baja en la productividad y ello causa alza de precios.

De ahi, mi idea de que la sustitucion de importaciones ha sido tal vez, un shock de oferta.

Anónimo dijo...

Un shock de oferta dado que todo este film presupone un boom externo que le de pie.

Hacer sustitucion de importaciones durante un boom exterior, seria entonces un shock de oferta negativo.

Si la sustitucion de importaciones se hiciera durante un periodo "neutro", entonces tal vez no seria un shock de oferta negativo y pasaria a ser neutro, y segun parece, y por ello mismo, tendria mas probabilidades de supervivencia.

oti dijo...

Ok. Saludos.

Anónimo dijo...

Arrivederci.
Bolson.

Textos Chespíritu