The Outer Spaces

21 de enero de 2009

II

. .
Durante los años de la pasada
Invertida Curva Mundial de Rendimientos, con los principales Bancos Centrales del mundo involucrados en políticas de aumentos en las tasas de interés de referencia y al mismo tiempo, un prolongado auge en los mercados de bonos mundiales (posibilitado de algún modo por las políticas cambiarias de grandes países comerciantes de Asia, entre otras cosas) y sus efectos alcistas en mercados internacionales de commodities, etc., el establecimiento de altos impuestos a la exportación en Argentina habría sido la causa de la caída del denominado tipo de cambio real (concepto que en este blog está terminantemente prohibido por basarse en el concepto de nivel general de precios- siendo éste un concepto de escasa correspondencia real por faltarle a sus movimientos un "eslabón", pero que aquí se usará excepcionalmente).
.
Es decir, la causa del comportamiento ascendente de los precios de la economía, por haber obliterado un comportamiento de las tasas de interés (en cualquier escenario cambiario) favorable a la inversión e importación de bienes de capital y en contraste, haber creado una curva de tasas excelente para un mercado consumista y al mismo tiempo, transformar cíclicamente la función de producción¹ de la economía y la sociedad, cada vez menos operativa en base a bienes de capital e incorporando entre otros elementos, una indolente cíclica burbuja en inmuebles a dicha función.
.
Mientras todos los Bancos Centrales durante años corrían hacia arriba sus tasas de interés de referencia y mientras aumentaban los términos de intercambio, la función de producción (componente de la demanda efectiva) de Argentina se movió irreversiblemente en dicha dirección, por causa de altos impuestos a la exportación.
.
En tal contexto tuvo lugar la política de gasto fiscal, con aumentos continuados año a año. No debe sorprender una política fiscal expansiva cuando la economía está importando alzas en las tasas de interés desde la economía internacional (y transformado su función de producción-componente de la demanda efectiva, en un sentido inconveniente), por causa de una configuración inicial basada en niveles de gravamen al comercio internacional en un mundo con "inversión" en su curva de rendimientos.
.
O sea, una política fiscal keynesiana para limitar la destructiva dinámica de una configuración inicial antikeynesiana.
.
De aquí, la cuestión de si la única desaceleración del gasto fiscal compatible con el objetivo de una corrección del comportamiento de la curva de tasas (pleno empleo), no habría (años atrás) sido una tal que hubiera dispuesto de una corrección descendente simultánea en los impuestos al comercio internacional².
. ..
.
¹ Ver los primeros párrafos de Expansión Mundial; Inflación y Retenciones argentinas.
.
² Un proyecto de movilidad de las retenciones que protegiese la macroeconomía de Argentina, podría haberse basado (entre otros) en el siguiente criterio mínimo (mientras durase la inversión de la curva): ante una política monetaria mundial promedio o ponderada de alza en las tasas de interés, bajar las alícuotas de impuestos al comercio internacional y, a una política monetaria promedio o ponderada de baja en las tasas de interés, aumentar dichas alícuotas.
.
.


Textos Chespíritu